eLearning a la japonesa (2ª parte)

eLearning a la japonesa (2ª parte)

こんにちは  Konnichiwa! Regresamos con la prometida segunda parte de “eLearning a la japonesa”. Si en la anterior entrega descubrimos Ganbaru, Kinokubari, Rei, Datsuzoku, Gaman y Wa, hoy haremos lo propio con otros conceptos. Ya que una persona dedicada al aprendizaje virtual puede desempeñar diversos roles, los clasificaremos en función a algunos de ellos:

Consultoría de proyectos eLearning

 NEMAWASHI o “Preparar el terreno” 

Este concepto se centra en el trabajo previo a la propuesta de cambio de un trabajador en la empresa.  Proviene de una expresión agrícola que significa “remover las raíces” o “preparar el terreno” (traducción propuesta por Japonismo de manera muy acertada). Parecer ser, que estas negociaciones pueden llevar semanas, y consisten en ir compañero por compañero exponiendo la propuesta y “convenciendo” de la idoneidad de la misma.

Reflexionando sobre Nemawashi, creo que se podría aplicar perfectamente a la fase en la que contactan con tu consultoría o formativa para proponerte una colaboración, o viceversa. Desde un primer momento se establece un proceso de intercambio de información, de establecimiento de requisitos que no siempre se materializa. Este proceso puede durar semanas o incluso meses, encontrando entre las principales trabas cuestiones relativas al presupuesto. Llamadas telefónicas, correos, etc. Toda una aventura que requiere de altas dosis de paciencia.

Diseño de contenidos

IKEBANA o el arte floral japonés:

Pensar en Japón es pensar en el amor por la belleza, por el detalle estético. El conocido como Ikebana, sería el arte del arreglo floral. En el siguiente vídeo, Rikako Yano muestra la importancia de la “flor viva” en el Ikebana, donde pueden incluirse elementos artificiales, pero ha de haber también elementos vivos. Regresando al eLearning, me recuerda la importancia de la personalización del contenido que se desarrolla, alejándose el mero “reciclaje” o “recopilación” ajena de recursos. Resulta imprescindible en la creación de contenido aportar valor, considerando el tipo de alumnado que participará en la formación y ofreciéndoles un contenido de calidad. Atención al minuto 8:00, donde destaca la importancia de que el arreglista floral se adapte al “carácter” de la flor, igual un diseñador instruccional debe hacerlo al aprendiz. 

También la armonía juega un papel clave, y seguro que también habéis recordado el equilibrio necesario en la estructuración de la información y la riqueza de formatos.

ORIGAMI o papiroflexia japonesa:

Paciencia, delicadeza, originalidad… simbolizan este arte llegado a Japón desde China en el S.VI. Consiste en crear figuras solamente con la ayuda de las manos y fde papel.  Lo interesante, es que más allá de su valor estético, puede ayudarnos también a mejorar nuestra competencia matemática y nuestra creatividad, entre otras competencias.

Aplicándolo a nuestra materia, debemos analizar la relación calidad/tiempo/presupuesto del proyecto y cuidar el diseño en la medida en la que sea posible, pero sobre todo, de manera justificada. Es decir, si invertimos tiempo en diseñar una infografía, un diagrama o en crear un vídeo, que sea porque pedagógicamente tiene sentido.

Coordinación/tutorización de un curso eLearning/MOOC

 KūKI YOME: ‘¡lee el aire!’

Kūki yomenai (空気読めない), lit. ‘no saber leer el aire’. ¿Qué expresión más curiosa, verdad? Creo que todos hemos vivido este momento, cuando hemos tenido problemas para darnos  cuenta de ciertas cosas. Por ejemplo, al no saber identificar la comunicación no verbal o siendo inoportunos con algún comentario. Lo que se conoce coloquialmente como “meter la gamba”. Si en Japón este aspecto cobra gran importancia por el valor otorgado al “grupo”, en el aprendizaje a distancia no es menos importante. Pero… ¿cómo lee un tutor on-line el aire a distancia? Ay amigos, qué complicado. 3 consejos aplicaría aquí: precaución antes de manifestar opiniones, identificación de trolls y estar abierto a pedir perdón (será inevitable).

MONO NO AWARE o “toque humano”

Traducido como sensibilidad o empatía, nos ayuda a mantener viva la capacidad para emocionarnos. Sirva de ejemplo su “devoción” por la contemplación del florecimiento de los cerezos, el hanami. Y es que, cada vez somos más conscientes de la importancia de las emociones en el proceso de aprendizaje. En relación a la formación on-line, tiempo atrás publiqué esta infografía titulada “Human Touch en eLearning”, por si apetece consultarla.

ZōTō o “Agradecimiento en diferido”

En España, al igual que en otros países, tenemos la costumbre de abrir los regalos en el mismo momento en que se entregan, y bueno, dependiendo de nuestra dote artístico-teatral seremos más o menos habilidosos para ocultar nuestra decepción ante algún detalle que no sea de nuestro agrado. En Japón, prefieren ahorrarse ese momento y abrirlos en la intimidad de su casa. Así que, como no veré vuestra reacción, me atrevo a compartiros este vídeo con el gran maestro Yoda como protagonista, dedicando un “hasta luego” a esta cultura que tanto nos permite aprender… ¡Que lo japo te acompañe!

Bibliografía:

El concepto de mono no ware. Japonismo

Kūki yomenai o la importancia de saber “leer el aire”. Japonismo

Nemawashi o cómo preparar cambios en el mundo empresarial. Japonismo

Imagen de cabecera: Origami de mbeo. Flickr

 

 

Etiquetas , , , .

Socióloga con vocación docente. Consultora, coordinadora, diseñadora y tutora eLearning. Especializada en gamificación, aprendizaje basado en juego e innovación educativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *