eLearning a la japonesa (1ª parte)

eLearning a la japonesa (1ª parte)

Japón ni antes ni ahora ha sido para nosotros una escuela de doctrinas, sistemas o filosofías, sino una sensibilidad. Nos ha enseñado, no a pensar con la razón, sino a “sentir con el corazón”. Así, Japón es una ventana que nos muestra otra imagen del hombre, otra posibilidad de ser…Octavio Paz

Marzo y abril -sobre todo abril- representan fechas especiales para Japón ya que tiene lugar la fiesta popular del Hanami, una de las celebraciones más esperadas, consistente en la contemplación de la floración del cerezo con la familia y amigos; momento idóneo para dejarnos inspirar por algunos conceptos provenientes de la cultura japonesa que a buen seguro nos ayudarán en nuestro día a día:

GANBARU: la virtud del esfuerzo y la superación. Sin duda uno de mis favoritos. En la cultura japonesa, es más importante el esfuerzo, el haberlo intentado con todas tus fuerzas que el éxito en sí. Tal y como podemos leer en esta entrada de Japonismo (*), aquí lo destacable no solo radica en el esfuerzo individual, sino en el compromiso real con el resto de la sociedad, dando por hecho que uno lo va a dar todo. Cuando diseñamos una acción formativa, somos conscientes de que con casi total probabilidad no saldrá como teníamos planificado. La meta es que nuestro equipo de trabajo perciba que se ha hecho todo lo posible, y que efectivamente así sea. Personalmente, nunca me han gustado las personas que siguen la senda del “mínimo esfuerzo”, y creo que Ganburo simbolizaría a la perfección su antónimo.

KINOKUBARI: aunque a veces pueda parecernos lo contrario, en Japón prima la identidad grupal a la individual, lo cual provoca la inquietud por agradar, por sentirse integrado. Para ello, se esfuerzan bastante en identificar las necesidades de los demás y adelantarse a ellas. ¿Traducido al eLearning? Conozcamos los objetivos de aprendizaje del alumnado, sus necesidades, deseos, sus obstáculos. Los foros de dudas y unas poderosas FAQ allanarán el camino. Por supuesto, esto no basta, el seguimiento formativo permitirá detectar la necesidad de nuestra actuación.

REI: cabría traducirlo de muchas maneras: agradecimiento, gratitud, recompensa, cortesía, buenos modales, inclinación, reverencia… En esencia, va referido a “hacer las cosas bien”, a la cortesía, a los buenos modales. Aquí lo tenemos claro, bienvenida sea la Netiqueta o lo que es lo mismo, las “buenas formas” en la red. En este enlace encontraréis una infografía sobre el comportamiento en los foros de discusión y aquí el artículo que la contenía (en el extinto y enriquecedor portal de eProform).

DATSUZOKU: podríamos entenderlo como “sorpresa” o “escapar de lo ordinario”. Me encanta esta concepción, ya que confío totalmente en el poder didáctico de la sorpresa. Aquí tenéis una infografía que diseñé hace unos meses para un artículo también para eProform. En ella se proponen algunas sugerencias para incorporarla al (e)aula.

GAMAN: llevamos meses planificando el proyecto formativo y elaborando el material, el cual incluye algunas presentaciones de herramientas. A pocas horas “del estreno” procedemos a la implementación del contenido en la Plataforma (sí, sería ideal hacerlo con mayor antelación, pero en la mayoría de ocasiones no es posible, qué os voy a contar). Después de dos horas “subiendo” material, el administrador de la plataforma nos comunica que por cuestiones técnicas hemos de suspender el proceso hasta nuevo aviso. Ah, y que deberemos comenzar desde cero. Esto no es todo, al día siguiente, descubrimos que una de las herramientas ha mejorado sus prestaciones, cambiando la interfaz por completo. ¡Habrá que crear la presentación de nuevo! ¿Dejamos que cunda el pánico? En Japón no lo harían 🙂 para ello cuentan con Gaman o la capacidad para aguantar con dignidad las adversidades. Esto no significa que no se sufra o no se sienta impotencia, pero desde luego, enfocar la energía erróneamente no es lo más inteligente. Además, imaginemos que estamos trabajando en equipo, perturbar al resto solo empeoraría las cosas. Este concepto va muy en relación con el de armonía social o WA, que veremos a continuación.

WA: puede resultar especialmente controvertido, veamos las razones. Traducido como “armonía” tal y como se adelantaba, simboliza un principio transversal en la cultura japonesa. Me gusta la frase que utiliza Laura de Japonismo para describirlo:  “si un clavo sobresale, se golpea hasta que queda al mismo nivel que el resto”, haciendo referencia a cómo esa armonía se provoca -aquí podríamos percibirla como algo hipócrita-  para no pertubar la armonía del grupo evitando compartir en ocasiones las verdaderas opiniones. Creo que podríamos aplicarlo en lo referente al respeto, a evitar el conflicto y a actuar no solo pensando en nosotros, sino en el proyecto común. Con respecto al alumnado, contar hasta diez cuando demos con una mala práctica o una exigencia injusta. La profesionalidad debe prevalecer ante el orgullo, y ahí la asertividad y la empatía tienen mucho trabajo por delante. 

Hasta aquí una primera aproximación a la cultura japonesa desde la perspectiva el aprendizaje en línea; en la segunda entrega nos centraremos en la estética y belleza japonesa como piedras angulares de su cultura y algunos valores más. Quisiera deciros “sayōnara” compartiendo un haiku y unas preciosas imágenes para transportarnos allí en primavera.  Arigatou 😉 

No se hable más: es preciso vivir la primaveraYosa Buson

 

Bibliografía:

Cultura japonesa. Blog Hacia Japón.

Qué raros son estos japoneses. Japonismo.

(*) Sin duda, mi blog referente sobre Japón. Gran parte de este artículo está inspirado en sus entradas. Una gozada para los que nos sentimos atraídos por esta cultura. 

Imagen de cabecera: https://flic.kr/p/7XSDUp

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *