Crónica de #ELEARNIA 2015

Crónica de #ELEARNIA 2015

Ayer tuvo lugar en Sevilla un evento que fue recibido como agua de mayo, y nunca mejor dicho, ya que los profesionales del eLearning vivíamos una sequía de este tipo de iniciativas en nuestra ciudad. Muy posiblemente, nuestro II EncuentroJú fue la última cita del elearning sevillano.

Así que, como era de esperar, muchos de nosotros asistimos a este 1er Encuentro de Tecnologías Emergentes en eLearning organizado por eLearning Media y que venía marcado por el particular sello de David Puente y su equipo.

 

El salón de actos del Pabellón de México cubría casi la totalidad de su aforo y la asistencia de participantes de diferentes partes de nuestra geografía y de distintos ámbitos profesionales (universitario, escuelas de negocio, corporativo, …) ayudó a enriquecer el encuentro.

¿De qué se habló?

Blackboard. Hubo sesiones dedicadas a los últimos avances en Bb Learn y Bb Collaborate, se habló de experiencias concretas, de capacidades de integración e incluso hubo adelantos de actuales desarrollos y del roadmap que persigue la compañía americana.

Kaltura. Se presentaron las soluciones flexibles de video que ofrece esta compañía. Tal como proponía el programa del evento:  “Para organizaciones que tienen cubierta la base de su estrategia virtual pero que aspiran a más”. Fue muy bien recibida esta sesión y el potencial de las soluciones mostradas.


Respondus. Hubo una sesión dedicada a soluciones para optimizar los procesos de evaluación, evitando el exceso de trabajo del profesorado y securizando el acceso.

Softchak. Para la edición de contenidos se presentó esta herramienta bastante desconocida en nuestro país, sin embargo, líder de uso en Estados Unidos.


Turning. La última de las sesiones estaba dedicada a una solución encaminada a mejorar la interactividad de las clases presenciales. Precisamente desde el comienzo del evento tuvimos la oportunidad de interactuar con los clicker que repartieron a los asistentes junto con las acreditaciones.

Concluyendo…

Como en la mayoría de los encuentros de este tipo, hubo tiempo para todo: aprender, compartir,  discutir, reflexionar, … y sobre todo para reencontrarse con viejos amigos, antiguos compañeros o incluso desvirtualizar a caras conocidas en la red.

Ahh… y como guinda final del pastel, hubo tiempo para disfrutar de una de las maravillas de nuestra ciudad: pasear y ver el atardecer en el Real Alcázar de Sevilla.

 

¡oJú!…¡Qué gran día! 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *