Estándares elearning… ¡tocado!

Estándares elearning… ¡tocado!

Cada vez lo tenemos mas claro, debemos ir asumiendo que los estándares elearning que siguen acompañándonos están tocando fondo. Los paquetes de contenidos tal y como lo conocemos siguen siendo el día a día y es una realidad que aún nos funciona, pero debemos hacer un estudio de prospectiva y darnos cuenta de que SCORM e IMS tienen los días contados.

La noticia ha saltado en una lista de distribución de RedIRIS de profesionales del elearning, la web de Reload Editor ha desaparecido, quizás por falta de mantenimiento dejándolo a la deriva, quizás por darle un lavado de cara, lo cierto es que ahora mismo no hay web, ¿qué podemos ver de ahí?, que los cursos empaquetados tal y como lo conocemos ha sido tocado, la pregunta a hacer es ¿el mundo SCORM está llegando a su fin? Inevitablemente, pienso que sí o al menos la percepción que se respira de que se está volviendo obsoleto a pasos agigantados. Este tiempo de crisis general es la oportunidad de innovar y reconceptualizar.

¿Qué sucede? Estamos en una zona de confort, es fácil seguir haciendo lo mismo y tenemos la creatividad en ocasiones mermada, pero la realidad social es bien diferente, es dinámica y exige cambios. El mundo del elearning no es que sea un caso aparte, es que es un campo obligado a reinventarse .

Es una tarea difícil que requiere de un esfuerzo, pero ese esfuerzo deberá verse recompensado, debemos hacer ver que el salir de la plataforma de contenidos no es malo y sobretodo debemos conseguir que el usuario no se ahogue navegando fuera de los contenidos. Este video puede dar una idea completa de lo que queremos decir.

Conceptos nuevos como MOOC’s, Gamificación, Cloud Computing, Smartphone, etc… tienen en común que son de origen anglosajón y que son muy novedosos, debemos mirar fuera para crear dentro, mirar lo global para actuar en lo local y ver que el trabajo que se hace fuera está siendo novedoso y de éxito. Podemos sacar en claro de estos conceptos que la educación debe ser ubicua,  universal, integrada en la vida en general y sobretodo conectada a Internet.

Los contenidos tal y como lo conocemos están variando, ya tenemos la idea de que los contenidos no son el material mas importante y que la idea es sumar, no amontonar. Debemos dar más importancia a la parte procedimental y actitudinal apoyándonos en la tecnología que nos rodea con el objetivo de que adquiramos competencias, no solo conocimiento (de eso ya hay mucho en la red). Llevamos muchos años pensando que el sistema educativo no funciona, pensando que el elearning se ha convertido en parte en una reproducción social de un aula. Hay que salir del formato de cursos tipo multimedia, en CDROM

Esto me recuerda una entrevista a Roger Schank quién en 2010 dijo: «El ‘e-learning’ actual es la misma basura, pero en diferente sitio«:

¿Qué piensa del actual sistema de enseñanza virtual, el e-learning?

Respuesta. Es la misma basura, pero en un sitio diferente. Las escuelas cogen las nuevas tecnologías y las arruinan. Por ejemplo, cuando salió la televisión todas pusieron una en cada aula, pero la usaban para hacer exactamente lo mismo que antes. Igual ahora con los ordenadores: ¡Oh, sí, tenemos e-learning! ¿Y qué significa? Pues que dan el mismo curso terrible, pero en línea, usando los ordenadores de forma estúpida.

¿Las plataformas también han tocado fondo? Ni mucho menos, las plataformas están en auge, tenemos un sentimiento sano de estar en grupo, un lugar donde encontrarnos por la red como sucede con las redes sociales más populares, está claro que en un proceso de formación, el uso de la plataforma es vital (aunque no imprescindible).

Por ello, las plataformas más extendidas se mueven en este sentido, insertando plugin y módulos que integran aplicaciones web y redes sociales, porque el ser humano tiene ganas innatas de aprender en grupo, pero solo aprender lo que quiere del mismo modo que comemos lo que necesitamos, no es sano comerse todo el plato sino tienes más ganas (a no ser que estés en casa de la abuela o de la madre).

Imagen viral que he visto hoy en Facebook
Imagen viral que he visto en alguna red social

¿Hay asignaturas difíciles de ver fuera de una plataforma de contenido? Pues sí, hay contenidos que son los que hay, pero seguro que puedes ahorrarte un módulo entero con un video explicativo y seguro que el usuario asimila mayor número de información que leyendo en la pantalla o realizar una videoconferencia con debate abierto y participación de los alumnos. Esto inevitablemente requiere de un esfuerzo inicial para ir cada vez más resultando más fácil gracias  a la experiencia y del ensayo y error.

Conclusión: Debemos ir educando al individuo conectado, debemos hacer ver que tienen y deben salir de los contenidos empaquetados para construir lo que necesita, debemos ir asimilando que la educación del futuro debe pasar por la agrupación de miembros sin jerarquía, el profesor ya no debe ser el cono del conocimiento sino un dinamizador un orientador y un presentador de contenidos.

¿Qué opinas?, ¿Nos ayudas a cambiar un poco?

Entrevista a Roger Schank: Diario El País.
Descárgate aún que puedes el Reload Editor, ¡Insensato!

24 comentarios

  1. Maria José dice:

    Genial articulo!! Acabo de aterrizar en vuestro blog, y me ha encantado. Gran trabajo.

    Desde ahora contais con una seguidora más!!

    Ahhh, …y comparto vuestro vídeo, para mi próxima entrada.

    Gracias

  2. La filosofía del video es totalmente cierta y de lo más aconsejable, tanto a profesionales de la educación como a personas.

    Respecto a la utilización del video como justificación del post para argumentar un futuro incierto a los estándares, comparto los comentarios pero en parte…

    Que cierto es lo que comentas sobre la alienación de la tecnología. Vaya manía la de robar la tecnología que funciona a la sociedad y reutilizarla en educación formal, como si por arte de magia tuviera la misma aceptación y garantía de éxito en un contexto distinto. Menos mal que poco a poco se avanza algo hacia el u-learnig ,más o menos tecnológico, eso dependerá de la necesidad espacio temporal y los objetivos de aprendizaje.

    Respecto a los estándares, creo que no están «tocados» sino que están evolucionando o aprendiendo de si mismos, al igual que el e-learning. Nadie dijo nunca que los estándares eran una metodología de aprendizaje-evaluación, sino unos acuerdos entre comunidades nacionales o internacionales con el objetivo de:

    – Mejorar el diseño (basado en patrones), almacenamiento, gestión y búsqueda de contenidos (metadatos-interoperabilidad). Finalmente reflejado en los bancos, repositorios federados (EUROPEANA, HISPANA, AGREGA) o la propia semantización de la web (OLD-RDF).

    – Permitir el intercambio y reutilización de esos contenidos entre la comunidad educativa sin importar los sistemas, plataformas y aplicaciones utilizadas por el usuario (portabilidad-IMS,SCORM,etc.).

    Así, los contenidos y los estándares serían la base de la construcción. Una mezcla perfectamente sólida y semimaleable, como las piezas de un «LEGO», los cuales permitirán, tanto a docentes como a aprendices (autoaprendizaje), generar sus propias Unidades de Aprendizaje (UOL) «Construcciones LEGO», combinando además estos contenidos con otros servicios de comunicación, actividades abiertas en la red, proyectos reales, servicios web, etc.

    De esta forma y según mi opinión, el éxito del aprendizaje dependerá, en mayor medida, de los diseños instructivos creados por las personas, las personas que aprenden, la tecnología mediadora y, en menor medida, de los estándares. Siempre y cuando estos no intenten «encorsetar» la metodología didáctica, algo completamente dinámico y específico de cada caso.

    Gracias por compartir y hacernos pensar 😉
    Toni

  3. Todo esto es muy cierto, sin embargo la nueva norma que regula la enseñanza online de los Certificados de Profesionalidad en la enseñanza no reglada, exige SCORM 1.2. Hasta ahora, este tipo de formación sólo podía impartirse presencialmente por lo que supone un importante nicho de negocio y un resurgir, aunque sea por necesidad, de SCORM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *