Aprendizaje y emociones del revés

Aprendizaje y emociones del revés

Las emociones son estados complejos del organismo, respuestas globales en las que intervienen distintos componentes: Fisiológicos, cognitivos y conductuales.Kolb, 2005

Probablemente hayáis accedido a este artículo intuyendo que  trataría  sobre la emoción en el Flipped  Classroom… No en esta ocasión. Reflexionaremos sobre la emoción y el aprendizaje a través de la nueva película de Pixar. Sed conscientes de que el SPOILER del film Inside & Out (del revés) está asegurado, vosotros decidís, aunque la mejor opción sería verla antes de leerlo por motivos obvios. 

La película protagonista de hoy ha sido catalogada como una de las películas más originales de Pixar, realmente es una auténtica y emocionante delicia, compuesta de minúsculos detalles imperceptibles que la convierten en una cinta redonda.

Desde hace meses ya estaba impaciente por descubrirla; tirando de “hemeroteca tuitera”, incluso le dediqué unos tuits, por ejemplo el día del estreno:

estreno.delrevés

Y es que fue ver los trailers y quedar absolutamente prendada por la magia de su argumento:

Ahora bien, esperé hasta el pasado mes de septiembre para acudir al cine, entre otras razones porque quería disfrutarla sin masificaciones, en el centro de la última fila lista, como a mí me gusta. Y qué maravilla, cuánto tiempo sin salir tan encandilada del cine. Y paro, que me está embargando lo que creo se ha convertido en un recuerdo esencial 😉

Centrémonos en las emociones, clasificadas en:

Primarias: las veremos más adelante en detalle.

Secundarias: como el orgullo o la vergüenza, derivadas de las anteriores e influenciadas por las normas sociales que forman parte de nuestro contexto y educación.

En segundo plano: corresponde a lo que se experimenta, dependiendo del estado de ánimo de la persona

Emociones primarias:

Hasta el momento, la teoría de Paul Ekman había sido ampliamente aceptada e identificada como emociones básicas o primarias 6: felicidad, tristeza, miedo, ira, sorpresa y asco. Sin embargo, una actual investigación (científicos de la Universidad de Glasgow) en la revista Current Biology las reduciría a 4, ya que entienden, que tanto el miedo y la sorpresa como el asco y la ira, comparten una señal base. De cualquier manera, Inside & Out se basa en 5: Alegría, tristeza, miedo, ira y asco.

El viaje emocional del aprendizaje:

La película comienza con el nacimiento de Riley, una Riley feliz, alegre, que a medida que crece incorpora el resto de emociones. Extrapolando a la edad adulta (sí, y omitiendo el temido botón “Pubertad”) encontramos que dependiendo de las circunstancias y del momento unas u otras emociones liderarán la torre de control del aprendiz eLearning adulto:

Alegría Alegría
Se siente especialmente al comienzo de la aventura de aprendizaje, y sigue reinando cuando se generan conexiones con los compañeros, cuando se comparten reflexiones, cuando se recibe feedback positivo, cuando se es consciente de la propia evolución. Se manifiesta con la relativización de los problemas y con un entusiasmo contagioso.

Tristeza Tristeza
Cuando la materia (o su percepción) no resulta atractiva, cuando  la dinamización no es la adecuada. También si el nivel de dificultad supera las expectativas, pudiendo llegar a convertirse en frustación. En caso de encontrarse “aislado” y sin posibilidad de intgrarse en el grupo, o cuando existen otros factores personales que no permiten disfrutar de la experiencia. Si habéis sido afortunados, probablemente también os haya invadido ese sentimiento al finalizar un curso, un Máster o cualquier formación, si la experiencia os sorprendió gratamente y si generó en vosotros ganas de más.

Asco Asco
Ya no al brócoli como nuestra pequeña protagonista, sino hacia la propia acción formativa, fruto de la decepción o el desánimo. Incluso puede darse cuando sentimos que estamos desaprendiendo, no como parte del propio proceso de construcción reflexiva, sino por la nula calidad del curso (faltas de ortografía, contenido no referenciado, etc). También, al igual que el miedo, presentan un papel imprescindible para la supervivencia, por lo que nuestra nariz posiblemente se arrugará si notamos que el ambiente se enrarece, resultando tóxico y perjudicial para nuestro desarrollo.

Ira Ira
Al percibir que se nos falta al respeto, ya sea desde el profesorado o por otros compañeros. Al descubrir que nuestras sugerencias de mejora son incluso motivo de mofa. Si identificamos injusticias de cualquier índole o si no creemos estar aprovechando el tiempo.  Por supuesto, el hecho no recibir feedback personalizado influye. Aunque si finalmente se desata nuestra ira, muy probablemente sea por un cúmulo de todo lo anterior.

Miedo Miedo
De igual forma que la alegría, puede presentarse desde el primer momento, cuando nos sentimos inseguros y no sabemos si estaremos a la altura. Cuando se parte de circunstancias desfavorables como la falta de tiempo, ya que condicionan nuestra actitud inicial. Por miedo a fracasar, al ridículo desencadenado por alguna opinión. El miedo representa un estado de máximo alerta, cuyo nerviosismo en bajas dosis puede ayudarnos a la activación, para pasar a superarlo inmediatamente.

Lidere quien lidere la torre de control en este momento, dejémonos llevar por la ilusión de Bing Bong, nuestro amigo invisible o niño interior que siempre responderá con una sonrisa y viviendo sin prejuicios, libre para aprender, lanzando bien lejos a las bolas grises y bendecido con un brillo de ojos permanente e inspirador.

Para la próxima ocasión, pienso poner del revés a esta entrada. Sí, Riley se dedicará al eLearning. A ver que sale de ahí 🙂

Y a ti, ¿qué emoción te domina? ¿O las tienes tú más que dominadas?

P.D. Tripledent Gum, Tripledent Gum…


Bibliografía consultada:

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *