EarlyAdopters Educativos

EarlyAdopters Educativos

Ser un Early Adopter de tecnologías o TICS en todo lo relacionado con el aprendizaje puede ser un arma de doble filo.

En el ámbito educativo y formativo solemos ver cómo este perfil prolifera y causa sensación en toda la comunidad. Nosotros por ejemplo, en OjúLearning nos convertimos muchas veces en EarlyAdoptes al probar, testar y comentar nuevas herramientas o tecnologías que salen al mercado.

Banner_post_early

Tener un poco de Earlyadopter es positivo, va intrínseco a nuestro perfil (véase el Knowmad). Todos hacemos un ejercicio continuo  de actualización y análisis de los distintos elementos que pueden servir para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Estamos al corriente de las nuevas app´s, dispositivos y tecnologías que aparecen en el mercado e intentamos incorporarlas a ecosistema del aprendizaje. Somos los EarlyAdopters Educativos.

Pero, ¿Son de fiar?

EarlyAdopter-700x700Mi opinión es que no, que muchas de esas herramientas al final no se implementan. Esto tiene su lógica, ya que toda implementación pasa por un proceso de prueba y testeo para comprobar si realmente es útil. Pero, ¿todos llegamos a testearlas para emitir un juicio que aporte valor a la comunidad educativa sobre su posible uso?

Otro fenómeno son los blogs, las páginas o las redes sociales que facilitan poder difundir todas las herramientas, APP´s y TIC´s  incluso cuando ni siquiera han sido probadas por quien hace el review. Bajo mi punto de vista, existen en la red muchos earlyadoptes que tienen influencia y realmente no son lo que se espera de ellos: escriben, redifunden, suponen y sientan “webcátedra” de una herramienta o tecnología llegando a crear unas expectativas a la comunidad que no son las reales.

Vivimos en un momento donde crear información y difundirla es relativamente fácil. Hoy cualquiera tiene un blog, comienza a hablar de las bondades y ventajas de la Realidad Aumentada, o de una APP´s tal que permite coordinar alumnos y alumnas en clase… o de cómo utilizar la geolocalizción en el aula, por poner algún ejemplo.

Cualquiera de nosotros, cuando vemos todo esto pensamos: Juas! ahí fuera hay un movimiento brutal y deben existir unos superprofesores y superdocentes que sus clases deben ser caña y, yo sin enterarme.

Todo esto está muy bien, sirve para despertar a la comunidad, claro que si. Pero, ¿realmente la utilizamos en nuestra práctica diaria? ¿implementamos todo lo que leemos o escribimos? ¿probamos la herramienta con criterios serios y fundados?  o por el contrario, cuando acudes a una clase, curso, o seminario, ¿al final los recursos educativos siguen siendo los mismos que hace 10 años?

La realidad es otra…

La gran mayoría de los EarlyAdpoters al final se quedan en meros altavoces y/o amplificadores online de las ventajas del uso de las TIC´s en la práctica docente. Parece como si en la comunidad lo importante fuese, hablar primero de la Flipped Classroom ,de la Realidad Virtual con Oculus Rift  o de las app´s de Google aplicadas a la educación. Pero cuando llego al aula, ni rastro,  sigo igual que siempre: solo una clase, un contenido expuesto y una interacción comunicativa tradicional a base de diapositivas.

No digo que no sea correcto. Las herramientas funcionan en un determinado contexto y con un determinado grupo. Pero somos profesionales de la educación, debemos avanzar, investigar y encontrar nuevas formas y herramientas de trabajo que faciliten y mejoren el proceso de enseñanza-aprendizaje. El concepto de innovación didáctica va casi, casi intrínsecamente ligado a nuestro perfil.

La reflexión…

Ni mucho menos mi intención con todo esto es tirar al EarlyAdopter (me considero uno en este ámbito) y tampoco a quien hace de altavoz de lo que aparece como nuevo sin haberlo testado lo suficiente. Todos contribuimos a que el proceso de enseñanza-aprendizaje cambie y se adapte a los nuevos retos de forma más eficiente y actualizado.

Esta es la auténtica revolución: El mundo, la sociedad, sus cambios, formas de actuar y sus herramientas por primera vez en la historia están entrando en las escuelas, en los cursos y comienzan a formar parte de su praxis.

Por primera vez, la comunidad educativa en todo su espectro entiende que la tecnología forma parte natural de su práctica (provocado también por l inevitable cambio generacional de los profesionales) y además, tiene la aprobación de la sociedad y de las Instituciones claves.

Por eso mi propuesta va más allá de quedarnos en meros altavoces de lo que hacen otros y otras. Debemos aprovechar todo lo que nos ofrece la Tecnología y los avances en este campo para probar, contrastar, testar y realizar análisis críticos que contribuyan a generar nuevas formas de enseñar flexibles y adaptables a los cambios rápidos que demanda la sociedad.

9 comentarios

  1. eraser dice:

    cuanto habría que hablar de early adopters … y gurús subvencionaos … por ministerios y fundaciones de uno y otro lao… y su uso “interesado” del pensamiento y las tecnoLOGIAS … cuanto …sobre tó en España … la cuna del cartelismo de la MAFIA -más que Sicilia como hemos visto- … tanto en sede escolar omo Universitaria ya lo dijo Ramón y Cajal en “El siglo médico” en 1919 :
    “… el insaciable caciquismo local haga mangas y capirotes del estatuto universitario, se entregue sin pudor a las andanzas del favoritismo en la designación de catedráticos y auxiliares y derive en beneficio de los amigos incondicionales, y no ciertamente para servir altas idealidades…”

    (Santiago Ramón y Cajal, El Siglo Médico, 1919)

  2. David Puente dice:

    Yo soy mas simple que eraser (nunca logro comprender sus mensajes tan crípticos!). En un mundo como el actual en el que, dicen, un 80% de lo nuevo que se inventa no prolifera y no se consolida, andar probando cosas nuevas es un riesgo. Si hacemos depender nuestro futuro en dicha actividad estaremos jugando a algo muy arriesgado. Yo no recomendaría a nadie que jugase su futuro con los juegos de azar. Sí que, como divertimento, invirtiese algo de su tiempo… nada mas allá de eso.

  3. Marcelino dice:

    Muchas gracias eraser y David por vuestros comentarios.

    Hay mucho ruido en la comunidad educativa y como tal la gran mayoría ha de limpiarse para obtener lo que realmente es bueno. Los “espabilaos” siempre existen y como reflejo en el post, va impreso en el ADN de nuestro país.

    Todo ha de decirse, con fundamento como decía Arguiñano. Creo que la innovación es un camino que se va haciendo poco a poco a base de probar, testar y limpiar ese ruido. Si no se prueba, si no se mezclan otros ingredientes en el proceso de enseñanza-aprendizaje, al final obtenemos modelos y sistemas que funcionan pero que no dan la mejor respuesta a estos tiempos. Cambiar es difícil y costoso pero perpetuar puede ser peligroso… Aunque no es lo mismo, pasaría algo así: http://www.xataka.com/ordenadores/este-commodore-amiga-sigue-dando-mucha-guerra-30-anos-despues

  4. Miquel Hernández dice:

    Marcelino, soy un EarlyAdopter por genética y comparto gran parte de lo que dices en el artículo. La comunidad necesita de esos “altavoces”, solo hace falta que de vez en cuando sean escuchados.

    Como dice David, en la actualidad alrededor del 80% de las pruebas pueden ir a la basura, pero eso no deja de crear conocimiento.

    A base de probar, entender, analizar y volver a probar es posible al final proporcionar soluciones de calidad para la comunidad educativa.

    Un abrazo

    • Marcelino Martel dice:

      Gracias Miquel por tus aportaciones. Tu frase del final me gusta mucho “soluciones de calidad” y experiencias contrastadas y significativas añadiría yo.

      Gracias de nuevo, y buen finde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *