Llegó la hora de innovar: 7 consejos prácticos

Llegó la hora de innovar: 7 consejos prácticos
Yo hago lo imposible, porque lo posible lo hace cualquieraPablo Picasso

Últimamente se habla mucho de innovación, especialmente en torno a los avances tecnológicos y al mundo digital. Parece que innovar no está al alcance de cualquiera y que algo innovador tiene que ser trascendente, complejo o acabar siendo un producto de mercado. Que si una startup ha desarrollado un nuevo dispositivo alimentado de energía solar, que si se ha inventado una mochila para perros, un cuchillo que no corta piel humana… Habitualmente confundimos innovación con otros términos como emprender, creatividad o investigación y desarrollo (I+D).

Para aclararnos podríamos decir que innovar es idear algo novedoso y hacerlo valioso en el contexto. ¿Qué te parece?

Innovar no solo hace referencia a lo nuevo. Según el enfoque multidimensional una solución innovadora resulta una novedad en su contexto, un cambio en el método habitual y una ventaja con respecto a soluciones anteriores.

¿Qué tal si ponemos un ejemplo?

La evolución de las botas de fútbol

Cuando era niño las botas eran todas iguales, negras, del mismo material y con tacos. La única diferencia que existía era la seña de identidad de cada marca y las calidades y acabados, como en cualquier otro calzado.

Con el tiempo fueron innovando en las terminaciones de las suelas para adaptarlas a los diferentes tipos de terreno (innovación funcional y diversidad). De esta forma salieron a la luz suelas lisas, multi-tacos, tacos de goma, de aluminio…

Posteriormente aparecieron las botas blancas y seguidamente las de colores (innovación del diseño) Nacieron como pura estrategia de marketing de las marcas e introdujeron el factor moda en este tipo de calzado.

futbolemotion.com

Finalmente, en estos últimos años, hemos podido observar cómo a estos avances se les sumaban muchos otros, producto de la aparición de la ingeniería y la biomecánica adaptada a este sector. Los tacos dejaron de ser redondos para tomar formas que mejoran el agarre y evitan lesiones, se han introducido nuevos materiales que las hacen más ligeras y aerodinámicas, se han sustituido los cordones por otros sistemas de ajuste elástico que favorecen el golpeo del balón… (innovación ergonómica / anatómica / médica … )

Por tanto, actualmente podemos observar una innovación continua e integral en este sector, fruto de la competitividad y de la necesidad de mejora constante. Evidentemente lo podemos trasladar a cualquier otro y comprobar la importancia de mantener estrategias de generación de procesos de mejora continua.

Innovación tecnológica

La innovación tecnológica se produce cuando se utiliza la tecnología como medio para introducir el cambio.

Es evidente recordar que la importancia de este tipo de innovación, especialmente en los tiempos que corren, es sustancial. Por tanto, resulta necesario mantener un seguimiento de los avances en nuestro sector para poder ofrecer un abanico de soluciones más amplio, actual y competitivo. Sin embargo, no tenemos que encerrarnos en esta parcela, es conveniente innovar en otras facetas. Como en el ejemplo de las botas, las nuevas soluciones tecnológicas no han dejado de lado que sigan innovando en diseño, estética u otras funcionalidades.

Recuerda...
“En su día nuestro compañero Fernando Valenzuela también nos habló de innovación: “Innovación docente en Formación Profesional para el Empleo, ¿es posible?””.

Innovación pedagógica

No solo de tecnología vive el hombre.

Aterrizando en nuestro ámbito profesional, quisiera hacer un guiño al amigo Dani Rodrigo, fiel defensor, como aquí el servidor, de la recuperación y el impulso de la innovación pedagógica en los proyectos elearning y en la procesos de formación en general. Ya que últimamente sobrevive a la sombra de las distracciones que nos generan tanto “cacharrejo” y nuevas apps.

Pienso que todos los profesionales de la enseñanza y la formación deberíamos poner de nuestra parte en este sentido, para favorecer nuevas soluciones de aprendizaje eficaces, creativas e innovadoras, que rompan con los sistemas establecidos. Ya es hora de sorprender y de hacer las cosas de otra manera. ¿No crees?

7 consejos para innovar

Pues bien,  hoy vamos a hablar de cómo innovar en nuestro día a día. Para ello os lanzamos algunos consejos generales que pueden ser aplicados a cualquier contexto o circunstancia.

OBSERVA otros contextos y lugares

Algo novedoso aquí puede no serlo en otra parte del mundo o en otro ámbito de la vida, y viceversa. Con internet lo tienes fácil, infórmate e investiga dentro de tu ámbito cómo trabajan los profesionales de otros países o presta atención a tu alrededor para encontrar soluciones en otros contextos diferentes. Este método se conoce como “innovación cruzada” Ya hablamos de ello en: Si crees que ya está todo inventado… ¡Reinventa!

Por ejemplo, si quieres innovar en clase para aumentar la motivación de los estudiantes puedes consultar cómo lo hacen otros profesores o incluso adaptar técnicas de otras disciplinas como el marketing.

CUESTIONA tu modelo actual

Busca y extrae debilidades, pregúntate qué falla o qué aspectos serían mejorables. ¿Qué tiempo empleas?¿Cuál es el alcance?¿Dónde?¿Por qué? Intenta plasmarlo en un papel o en una tabla para tener una referencia visual.

ANALIZA y secciona tu objeto de estudio

Crea tantas divisiones como puedas, categoriza y clasifica la temática en cuestión. Crea un esquema visual que te servirá para atacar uno a uno los puntos “innovables”. Este orden te ayudará en el proceso de generación de ideas de mejora. En el ejemplo de las botas, puedes crear un esquema con las partes que la componen (lengüeta, suela, cordones, empeine…) Otro con las líneas de mejora: diseño, resistencia, optimización en producción…

FOCALIZA. Céntrate en una categoría

Los pasos anteriores son clave. Empieza por orden o bien selecciona el hotspot que consideres. Es fundamental trabajar sobre una categoría y exprimir sus posibilidades. Es muy habitual que durante este momento te surjan ideas acerca de otro punto, anótalas en todo caso, pero intenta mantener el foco.

IDEA. Crea soluciones de mejora

Ataca un solo punto e inúndalo de ideas. Usa técnicas de creatividad y anota todas las propuestas que surjan. Luego analízalas, comprueba la viabilidad y que cumplan tus objetivos.

DISCUTE y pon en común

La reflexión conjunta y el trabajo colaborativo abre las posibilidades creativas y ayuda a cuestionar las aportaciones individuales, fortaleciendo así el proceso de generación de soluciones de mejora.

ALTERNA y sigue insistiendo

Dependiendo del enfoque innovador, se puede realizar un análisis exhaustivo de todas las posibles soluciones de mejora y posteriormente poner en práctica las más viables, o bien trabajar con prototipos e ir pivotando y analizando sobre la marcha.

Por último, si te has planteado comenzar a innovar es conveniente que adoptes un método de trabajo. Ya sabes, investiga y personaliza el que crees que mejor se adapta a tus intereses.  Por si te sirve de ayuda, hace un tiempo Marce nos hablaba del proceso creativo empleado por este gran chef y adaptado a entornos educativos: Ferran Adriá, el nuevo Sr Ken Robinson de las escuelas.

Imagen de portada: Diseñada por Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *