BYOD aplicado a la formación. Traiga su propio dispositivo a clase…

BYOD aplicado a la formación. Traiga su propio dispositivo a clase…

 

Cada vez más empleados solicitan a  sus empresas, con independencia del tamaño y sector, la posibilidad de traerse, utilizar y acceder a los recursos corporativos con los dispositivos móviles de su propiedad, fundamentalmente smartphones y tablets.   Estamos hablando de la locura Bring Your Own Device (BYOD), que está poniendo patas arriba la tradicional estrategia de seguridad y movilidad de los departamentos de TI. ¿Es aplicable esta tendencia a los escenarios formativos? ¿Podríamos pensar en una clase donde los alumnos traigan sus propios dispositivos para trabajar en clase?

Primero vamos a comprender cuál es la situación actual, el porqué de la tendencia BYOD, su posible  aplicación a los entornos de aprendizaje, y por último, comentaremos algunas recomendaciones extraídas de casos de éxitos de implantaciones BYOD en entornos formativos.

Datos para comprender la situación y tendencias BYOD

Múltiples informes y estudios avalan esta tendencia, algunos ejemplos:

  • Gartner estima que cerca de un 60% de los CIO, tiene en mente establecer una política flexible, segura y escalable para poder gestionar este tipo de terminales privados.  [Más información]
  • Cisco BYOD Insights 2013, reveló que 9 de cada 10 estadounidenses ya utilizan sus teléfonos inteligentes para fines de trabajo. [Más información]
  • Otro estudio de TechRepublic encontró que el 62% de las empresas planea apoyar BYOD oficialmente a finales de 2013. [Más información]

 

Pero ¿qué beneficio y problemas presenta este escenario BYOD?

El atractivo de un escenario BYOD es obvio – menores costes,    mayor flexibilidad,   y una mayor satisfacción de los empleados.
Pero en contraposición está la preocupación por la gestión de los dispositivos, el acceso a la información y a las diferentes tareas, las buenas prácticas, la racionalización de los recursos móviles, así como la seguridad de los datos.

Impacto en la educación

Las instituciones educativas no están exentas de este desafío:

  • Ya en el año 2012 sel 38% de los españoles de más de 13 años tenía acceso a un smartphone. [Ver artículo].
  • Y por otro lado, El 63% de los niños menores de ocho años emplea el smartphone, según un estudio de Common Sense Media realizado entre niños de Estados Unidos. Hace dos años el porcentaje era del 41% y lo más sorprendente es que ha ido creciendo 28 puntos desde 2011. [Ver artículo].
  • Tan familiar es el uso de estos dispositivos entre  menores de 12 años que se han publicados estudios recomendando control de acceso y uso de estos dispositivos en menores. [Ver artículo]

 

¿Puede la escuela aislarse de este fenómeno? ¿Debería hacerlo?

Existen escuelas que han optado por entender el fenómeno como un beneficio en vez de como un problema.

Ejemplo de caso de éxito

Ejemplo de uso de BYOD en la escuela. [Ver artículo]

 Si estamos pensando en BYOD en nuestros escenarios formativos , deberíamos seguir una serie de recomendaciones:

    1. Configuración del BYOD en el Aula:
    • Es necesario llegar a un acuerdo con la dirección de la escuela.
    • Saber si los estudiantes están en sintonía con el método propuesto porque qué sentido tiene usar BYOD si los estudiantes no quieren o pueden llevar sus dispositivos a clase.
    • Establecer un proceso gradual de integración del escenario BYOD, de menos a más ambicioso.
    2. Creación de los criterios de éxito de uso de la tecnología en el aula:
    • Aceptación por parte de los padres y tutores en caso de ser menores de edad, de la disponibilidad del dispositivo para traerlo a clase.
    • Aceptación de la responsabilidad del usuario de su dispositivo y de su almacenamiento cuando no se vaya a usar.
    • Creación de lista de potenciales dispositivos que pueden usar los alumnos para crear los denominados criterios de tecnología. Es decir, que herramientas pueden usarse y para qué.
    • Discusión del grupo clase del uso adecuado e inadecuado de sus dispositivos en cuanto a sonido y visualización. Un uso apropiado podría consistir en buscar información, realizar una actividad, usar el calendario en línea…. El uso inapropiado podría ser  enviar mensajes de texto, redes sociales, llamadas telefónicas, navegar por sitios web no relacionados con la escuela.
    3. La gestión del aula BYOD
    • Antes de empezar con el escenario BYOD, debe aceptarse por el grupo clase las normas y rutinas de uso establecidas, especificando criterios de éxito y uso inapropiado del dispositivo con sus correspondientes castigos y penalizaciones.
    • Establecer reglas con los estudiantes acerca de cuando los dispositivos BYOD se pueden usar durante la jornada de clase. Por ejemplo, los estudiantes deben pedir permiso antes de empezar a usar su dispositivo, y explicar para que actividad y con qué finalidad lo van a utilizar.
    • Asegurarse de que los estudiantes silencian todos los dispositivos a la entrada en el aula, así como cuando los dispositivos no están en uso (durante un examen o una lección) deben dejan sus dispositivos en sus escritorios boca abajo. Esto evita su uso ayudando  a los estudiantes a mantenerse concentrados  en su tarea. También se puede pedir que dejen los dispositivos en sus armarios cuando no se utilicen.

 Herramientas BYOD en el aula

Otro aspecto importante son las herramientas recomendadas para una clase BYOD, que deberían ser multiplataformas para poder ser utilizadas por el mayor número de usuarios:

Microsoft OneNote, Evernote
Kindle, iBooks and Kobo.
Google Drive/Docs con posibilidad de creación colaborativa de documentos
Blogsy para iOS, Windows Live Writer para Microsoft y MarsEdit para Mac todas son compatibles con la mayoría de blogs, permitiendo a los estudiantes escribir un post en su casa y retomarlo en la escuela. En Google Chrome, también reseñar el plug-in Scribefire, y no podemos olvidarnos de Edmodo.
Skydrive, Google Drive and Dropbox
Skitch

 Conclusiones

El uso de dispositivos móviles y tablets entre la población está creciendo exponencialmente año tras año, sobre todo en la población juvenil, nuestros hijo/as para bien o para mal crecen alrededor de estos dispositivos, quién no ha visto a un niño/a intentando pulsar en la pantalla de un portátil o en un monitor de un PC de sobremesa.

La tendencia y evolución de uso de estos dispositivos va a cambiar la forma de cómo aprendemos y enseñamos, debemos ser sensibles a este cambio y aprovechar las posibilidades que nos ofrece este nuevo escenario, eso si de una forma planificada, y acordada entre todos los agentes participantes educadores, padres, estudiantes, administración…

Pero también debemos ser conscientes de los problemas que conlleva, la dedicación y esfuerzo que implica para todo/as, lo mejor en estos escenarios de fuerte cambio cultural y organizacional es un proceso adaptativo y gradual, y  siempre teniendo muy presente las características de los agentes implicados.

BYOD en Formación
BYOD en Formación