Training y Píldoras formativas online

Training y Píldoras formativas online

En estos tiempos,las empresas se piensan mucho destinar recursos a la formación de las personas que trabajan en ellas. Esto es lógico y las razones  son obvias, pero no vamos a redundar en las causas  y mucho menos de la crisis y bla, bla bla….

Lo que si es cierto es  que la formación de empresas ha dado un giro, bueno dos. El primero, aunque menos evidente, está relacionado con la formación no formal, los Moocs y todo el aprendizaje que realiza el trabajador y que va recogiendo en su propio PLE. Hay departamentos de recursos humanos que ya están gestionando la formación de esta manera que todo sea dicho, le reporta un ROI bastante bueno a la empresa, pues la inversión es mínima. Las características de esta formación son:

La empresa recomienda
La formación es recomendada y promocionada por la empresa para que el trabajador la lleve a cabo.
El trabajador detecta
Es el  trabajador quien busca cursos gratuitos, para su reciclaje: moocs, tutoriales y video tutoriales.
El tiempo cuenta
En la mayoría de los casos el trabajador utiliza su tiempo libre después de trabajar, por lo que la empresa no resta tiempo en la producción.

 

Otro giro que ha tomado la formación en la empresa es hacia el eLearning.

¡Bien! ¡estamos de enhorabuena entonces!

Bueno…, si y no. Es evidente que el elearning tiene unas ventajas muy convincentes para las empresas: no tener que alquilar aulas, ahorro en materiales impresos y horas de docencia mucho más económicas que si estuviera en clases impartiendo una sesión.

En este blog, y todos nuestros lectores también, sabemos que para hacer un eLearning de calidad, se necesita tiempo, un equipo de calidad y un desarrollo que muchas veces supera el coste de un curso presencial. Es por ello que las empresas, cada vez más conscientes de este coste, deciden buscar soluciones a la formación de sus trabajadores que lo abaraten y para ello se plantean siempre una serie de “mejoras” como las llaman, para que tu trabajo se reduzca y a ellos le salga más económico y son:

  • quiero hacer formación muy corta, 5 o 10 horas. En realidad lo que me pide la normativa de tal y cual.
  • Y que el profesor, bueno mejor que no haya, ya que al final el alumno entra, lee, le da a “siguiente” y termina.
  • Cuando termine la formación, lo único que me interesa es que realice un cuestionario de evaluación.
  • Este cuestionario me servirá para decir si esta persona ha superado una formación obligatoria  o no que me quitará de problemas con administraciones de salud, de industria… etc.
  • Ah! y que el mismo se pueda imprimir el diploma.
Y nosotros ante esto le decimos… ¡tú lo que quieres es un training! o una píldora formativa online. Y nos guste o no es otra modalidad de formación que puede ser interesante si se trabaja adecuadamente además de ser un proyecto asumible por el poco tiempo que puede llevar diseñarlas. 

Pero, ¿Qué es un training?

Un training (entrenamiento en inglés) en el ámbito de la formación suele asociarse a una formación muy estandarizada y concreta. A través de ella el alumno, casi sin necesidad de una intervención de un tutor o docente  y con unos contenidos facilitados, adquiere los conocimientos necesarios para poder implementarlos en su centro de trabajo. Como ejemplo: formación obligada por normativas de prevención de riesgos laborales, seguridad ambiental o políticas de calidad.

Suelen ser formaciones cortas que oscilan entre 1 y 10 horas por lo que “suministrarlas” como píldoras formativas online está siendo una buena opción.

¿Qué es lo que debe tener una buena píldora formativa?

pildora_formativa_banner

 

Entidad propia
Debe ser un contenido corto,  con principo y fin. Ir al grano es lo más recomendable. Dejar las contextualizaciones, los rodeos y las frases complejas a un lado.

Ser atractiva
Debe tener un diseño atractivo y que cautive al lector. Colores bien mezclados y armónicos. Tener los elementos imprescindibles para no distraer al alumno. Tenemos poco tiempo y debemos mantener su atención. Un aspecto chirriante puede molestar al alumno y, uno plano y “soso” hacerlo desistir.

Ser interactiva
Sobra decirlo, pero a veces se nos olvida. Interacción no entendida como animación, sino como pregunta, reto, y respuesta planteada al alumno. El poco tiempo que va a estar en la formación debe sacar el máximo jugo posible y para ello tenemos que mantener su atención a toda costa.

Transferencia a la realidad
Trasladar el máximo contenido teórico a casos prácticos y ejercicios ayudarán bastante a conseguir un training de calidad. El trabajador debe sentir que lo que está viendo tiene una trasferencia real a su puesto.

Creatividad
En mi opinión esta característica es fundamental. Un contenido con un planteamiento creativo y disruptivo probablemente enganche mucho mejor a nuestro alumno que otro tradicional donde las pantallas pasan y pasan con un siguiente.

Os dejo con la infografía resumen:

Trainings y Pildoras formativas. Ojulearning
infografía.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *