#Certificados de #Profesionalidad de iniciativa privada

¿Pueden impartirse los CP en privado? ¿Es viable la iniciativa privada en la FPE? ¿Cómo afecta a los alumnos esta reforma?

Certificados de profesionalidad en iniciativa privada
Certificados de profesionalidad en iniciativa privada

Bastante se ha debatido en este blog y en redes sociales como Linkedin de la idoneidad o no de impartir Certificados de Profesionalidad de forma privada o como le llama la norma, de iniciativa privada: es el alumno el que paga a una entidad de formación por realizar un Certificado de Profesionalidad. Hasta la última reforma estatal de empleo (Real Decreto 189/2013, de 15 de marzo) solo se podía obtener un Certificado de Profesionalidad cuando la formación asociada estaba enmarcada de la Formación Profesional para el Empleo y se correspondía con una acción de carácter gratuito para el alumnado que la recibía. Estaba sujeta a planes y  acciones formativas que los agentes sociales, económicos y Centros de Formación han tenido que solicitar como Beneficiarios de una subvención pública.

Pero ahora esto ha cambiado. Desde la última reforma y con la modificación del RD 34/2008 y el 395/2007 se sigue con la intención de crear un nuevo modelo de Formación Profesional para el Empleo abriendo la puerta a que se puedan ofertar los Certificados de Profesionalidad por cualquier entidad sin tener que esperar a recibir una resolución aprobatoria de una subvención pública solicitada en materia de formación y que los cursos salgan convocados de manera gratuita. Es un modelo similar a los que ya  funcionan desde hace bastante tiempo en la Formación Profesional Reglada y en las Universidades.

¿Intento de privatización de la FPE? ¿Liberalización del mercado de formación? ¿Más oferta formativa? ¿Desigualdad en el acceso? El debate está servido y el cambio ya está generando comportamientos muy dispares en las entidades de formación.

Con la ley en la mano, podemos interpretar que un centro acreditado por una Administración competente que comunique con suficiente antelación el inicio de la formación vinculada a CP a los Servicios Públicos de Empleo (puede imitar plazos ya establecidos por las convocatorias), podrá decirle a los participantes que tendrán un acreditación oficial si consiguen finalizar como aptos. Muchas entidades privadas se han arriesgado y otras han sido más cautelosas al interpretar la norma, pero lo cierto es que, llevamos casi un año (verificar fecha cuando se publique) y esta modalidad parece que se va tornando como una alternativa más que probable, de hecho muchas Comunidades Autónomas están  comenzando  a legislar esta situación:

Los Certificados están legislados en esta página: Certificados iniciativa privada Madrid

Esta fue de las primeras CCAA que lo regularizó: Certificados iniciativa privada Valencia

Esta ha sido una de las últimas. Certificados iniciativa privada Galicia.

En Andalucía no existe todavía regulación, pero existe un borrador de Orden para tal efecto. Por lo que la Administración andaluza en breve se incorporará a la lista.

¿Cómo afecta todo esto a las personas que quieren formarse?

Intentaremos describir las ventajas y desventajas que tiene la impartición de los CP de Iniciativa privada. Para ello nos basaremos en unas variables razonables y objetivas desde la perspectiva del alumno aunque  haciendo también referencia a cómo afecta a los centros de formación.

Ventajas
Más Oferta Formativa
Cada centro formativo lanzará su oferta formativa anual lo que hará que la oferta crezca significativamente y aparezca en el mercado un catálogo y repertorio de cursos vinculados a los Certificados de profesionalidad más extenso y todos tendremos mucho más donde elegir. Esto también redundará en la rentabilidad y amortización de las instalaciones para los centros (muchos requisitos de Acreditación son muy costosos)
Completar Itinerarios Formativos
Hay muchas personas que se encuentran en procesos de acreditación de la experiencia que al finalizar no han conseguido todas las Unidades de Competencia y deben esperar a que sea ofertado por alguna convocatoria de FPE tradicional el módulo que les falta. En este caso, podrán ir al mercado privado y buscar su módulo formativo para poder realizarlo y así completar su itinerario. Para los centros de formación esto será un buen recurso de marketing para promocionar su formación vinculada y para ello tendrán que realizar un buen estudio de todo el panorama de acreditaciones para ajustar su oferta.
Optimizar las necesidades de formación de las empresas
En las empresas y sectores en que se necesite una recualificación, un reajuste a requisitos normativos o cualquier  necesidad detectada, se podrán agrupar los trabajadores y empresas para solicitar a centros formativos la formación asociada a los Certificados. Centros de formación y/o grandes empresas podrán ahora ofertar y dar esa respuesta.

Desventajas

Coste económico
Aunque la ley sentencia que la la oferta gratuita debe garantizarse, es cierto que en estos dos últimos años, los presupuestos destinados a la FPE han bajado significativamente y la oferta formativa gratuita para los trabajadores y desempleados ha mermado bastante. Con esta iniciativa privada se equilibrará esa bajada de presupuesto, pero por contra tendrá un coste aparentemente elevado: estamos hablando que en el mercado actual, se bajaran los 1.700€ o 2.000€ por un Certificado de profesionalidad completo de unas 500 horas y con un aporte de material básico. Desde la perspectiva de los centros, ofertar algo competitivo económicamente hablando será todo un reto, pues el coste de acreditación y mantenimiento de un centro conlleva un gasto económico y de recursos considerables.
Acceso en condiciones de igualdad
Tal como promueve el sistema europeo de las Cualificaciones, el acceso al mismo debe ser en condiciones de igualdad para todos. En esta iniciativa va a depender mucho de las condiciones económicas de las personas por lo que esta condición se altera. El tener o no la capacidad de pagar una formación hará que muchas puedan cambiar su situación o no; máxime cuando esta situación dependa de una normativa que obligue y tenga plazos como la ya famosa Ley de la Dependencia. Aquí, y de manera crítica al sistema, la Administración tendrá que volcar todos sus esfuerzos para que estos colectivos tengan respuestas desde la FPE tradicional a través de convocatoria lo suficientemente solventes para dar cobertura.
Calidad de la formación
Ya se escuchan muchos comentarios por las redes sociales de que algunos centros están tirando los precios y que está conllevando una pérdida de calidad de todo el proceso. Este es un tema delicado. No creo que la calidad dependa de si el curso es subvencionado o de si se le cobra al  alumno. Todo dependerá de la honestidad y profesionalidad de la entidad y todas las personas implicadas en la organización, gestión y ejecución de la acción formativa. Pero, lo que si es posible que en un mercado agresivo donde entidades compiten por un alumno a golpe de rebaja económica, repercuta en tener más o menos materiales, en tener docentes menos preparados a menor coste o cursos de mala calidad en general. Ahí la Administración tendrá que estar muy atenta y hacer el mismo seguimiento estricto que se sigue en la FPE tradicional.

A toda esta normativa podemos sacarle mucho más jugo, pero os dejamos que seáis vosotros y vosotras quienes contribuyan a completar esta lista de ventajas y desventajas, así como la lista de comunidades que la regulen, para así tener una análisis más exhaustivo de esta norma y ver con el tiempo si esta medida va calando y se posiciona como una alternativa real para obtener Certificados de Profesionalidad.

Os dejamos con esta infografía como resumen:

Infografía de los CP de iniciativa privada
Infografía de los CP de iniciativa privada

8 comentarios

  1. Tomás dice:

    Hola, me gustaría saber en qué comunidades autónomas se puede impartir un Certificado de Profesionalidad por iniciativa privada.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *