La Paradoja de los Moocs

La Paradoja de los Moocs
Sí yo hiciera mi mundo todo sería un disparate. Porque todo sería lo que no es. Y entonces al revés, lo que es, no sería y lo que no podría ser si sería. ¿Entiendes?Alicia en el País de las Maravillas

Os voy a contar una historia que quizás os suene,
Érase una vez un lugar donde la gente iba a aprender. Un lugar donde una persona experta  explicaba el contenido y cuando terminaba, facilitaba unos apuntes para recogerlos y llevarlos a casa. También algunas veces nos mandaban tareas y teníamos que corregirlas entre nosotros. Ese lugar se llamaba MOOC.

Ahora otra historia que también creo que os sonará,

Hace ya mucho, mucho tiempo, cuando Internet estaba comenzando a extenderse, aparecieron unas aulas virtuales donde la gente se conectaba para aprender. Tenían acceso a  unos contenidos realizado por expertos y se auto-explicaban de una forma más o menos interactiva. Al final podías descargarlos y llevarlos a casa para estudiar. Disponía de  espacios donde abrir debates y realizar tareas. Se llamaba Teleformación.

Son escenarios muy parecidos, ¿Verdad? La diferencia entre los primeros cursos de eLearning y la gran mayoría de la oferta MOOC,  es que hoy nos encontramos un vídeo de alguien dando una clase magistral en vez de un contenido más o menos elaborado y autoguiado.

Hace exactamente un año con motivo de un eclipse lunar, se me ocurrió  pensar que el eLearning estaba siendo ocultado por otras metodologías y modalidades como los MOOCS .

moocs aburridoHoy, tras haber probado 3 MOOCS de temática diversa (gamificación, programación y pedagogía) sigo pensando que el formato de esta modalidad tiene más desventajas que ventajas y que hay mucho material que no merece la pena.

Me he aburrido como una ostra y los he abandonado todos.

Hay MOOCos de MOOCS y hay MOOC´stupendos. Voy  a centrarme en los primeros ya que son los más extendidos y a los que el gran público suele acceder.

VENTAJAS

  • No suelen ser espacios complejos de trabajar. Al tratase de integraciones en CMS muy extendidos el formato y la organización resulta familiar y cómoda de utilizar. Sin embargo, los cursos en LMS suelen estar más controlados, el acceso es más restringido y los recursos están organizados en un formato más tradicional y con pocos cambios.
  • Hay muchos usuarios participando inscritos. Esto a priori es ventajoso, pero al final es tal el abandono en este tipo de formación que terminan convirtiéndose en espacios por donde pasan usuarios sin ninguna conexión entre ellos y sin aprovechar los espacios de debate.
  • Flexibilidad. Muchos han hablado de la flexibilidad pero cada vez más, me encuentro con MOOC´s que comienzan y terminan en una fecha determinada, tal cual curso online se tratase.
  • Avalado y certificado por grandes universidades. Si pagas, claro.

DESVENTAJAS

  • Poca tutorización. Al final no dejan de ser contenidos colgados en una plataforma realizados en su día por un plantel de Expertos en formato vídeo y que ya no más se les vio el pelo por el curso y sus sucesivas ediciones.
  • Metodología tradicional. Los vídeos en vez de estar diseñados para consumo en medios digitales, son meras grabaciones de clases magistrales apoyadas con presentaciones que la mayoría de las veces son powerpoints infumables.
  • Materiales de muy poca calidad. Al final en todo aprendizaje online se materializa con la entrega del denostado PDF. Eso es lo que más se persigue. Poder descargar el material adjunto al tema o módulo y que se trata de un resumen muy resumido, o aún peor:¡las presentaciones utilizadas en  el  video! OMG!
  • Poca interactividad. Si he dicho bien, no son interactivos. Siempre se ha dicho que cualquier contenido eLearning que se precie debe ser interactivo, y fomentar la motivación. Pues bien, ¿hay algo más aburrido que tragarse una clase magistral frente a la pantalla de alguien que te está contando la historia del término emprendimiento, o la historia de la programación? Juzgen, pero yo prefiero un entorno interactivo con itinerarios de aprendizajes personalizados.
  • Poca interacción. Al final todo se resume en un auto consumo de contenidos en vídeo y cuando se le pide al usuario participación, ¡Zas! Va y te deja. Bien por no tener tutorización que le acompañe, o bien porque no existe compromiso, al final casi todo se reduce a un paso silencioso y solitario.
  • Baja tasa de finalización. Sólo un 7%, esto ni el peor curso de eLearning tiene estas cifras. Esta modalidad fracasa incluso en las mejores universidades y plataformas.

En fin, yo sigo con mi erre que erre a los MOOCs, pero creo que tal como lo conocemos es una moda pasajera (interesada y motivada por algunos marketplace de formación) que han perdido su significado original y se han convertido en contenidos de consumo sin ninguna relevancia.

 

 

Etiquetas , , .

Experto en eLearning y Pedagogo TIC . Apasionado de las nuevas tecnologías, intentando transformar digitalmente a empresas y trabajadores. Actualmente adentrándome en el apasionante mundo de la #programación.

6 comentarios

  1. Patricia Vázquez Paz dice:

    Totalmente de acuerdo Marcelino, has puesto palabras a algo que llevo dándole vueltas mucho tiempo. Es más, a mi, que me considero una persona inquieta, con gran interés por formarme y aprender, que aprendo diariamente de diferentes entoros… no me funcionan los MOOCs… encima, me hacen sentir mal… el otro día en una conocidísima plataforma de MOOCs accedí a mi historial y de 8 cursos que había iniciado únicamente finalicé uno…¿en serio?
    En mi caso concreto aprendo mucho más a diario con los blogs… es cuestión de leer los adecuados 😉
    No obstante… les seguiremos la pista a los MOOCs por darles una oportunidad de reinventarse…en cursos e-learning 😉

  2. Fran Lozano dice:

    Exacto, Marcelino, al leerte no hago más que asentir con la cabeza y me viene una analogía: Los Mooc son am eLearning como McDonald a comer fuera de casa. Una opción rápida, barata y a veces por circunstancia la mejor opción, pero de ahí a monopolizar el sector…me resulta bárbaro y simpleza.

  3. Nacho Rojas dice:

    Un post muy interesante.
    Creo que la debilidad de los Moocs no viene principalmente de la idea en sí, sino de dos hechos:
    1) Cómo se están orientando y hacia dónde se orientando. Sinceramente, muchos de ellos son sencillamente una plataforma de venta, y no una plataforma de aprendizaje.

    2) A la hora de hacer contenido elearning basado en vídeo no se trabaja el producto desde las posibilidades y ventajas que ofrece el vídeo.
    Crear un vídeo formativo no es grabar una clase o hacer un reportaje para televisión. Es un proceso un pelín más “doloroso”. Apunto sólo algunas ideas:

    – Contar las cosas de un modo diferente a cómo se hace en una clase o en un documento técnico. El lenguaje que se emplea en estos contextos, generalmente, no es eficaz en un vídeo de consumo rápido. Esto es algo que no les entra en la cabeza a algunos académicos.

    – Crear un ritmo en la forma en que se lanzan los mensajes e incluir un valor emocional y motivacional, una “metáfora”, que rodee los conceptos a transmitir. !Muy importante! En vídeo, el ritmo lo es todo. Es la base de cualquier trabajo de edición audiovisual.

    – Aprovechar la distribución espacial, el diseño y la acción de los elementos en pantalla para relacionar conceptos y facilitar una visión global de lo que se quiere transmitir. Esto es algo que apenas se aprovecha.

    – Poner atención a la duración. Mejor vídeos cortos con ideas muy claras.

  4. Exactamente Nacho, has dado en el clavo.

    Es un poco lo que quiero dejar ver en el post. Cuando nos ponemos hacer cosas como churros es lo que pasa… Lo mismo ocurre con los cursos eLearning y con las soluciones automatizadas.

    Coincido contigo al 100% a que el video es fundamental y un buen diseño, con storytelling o un guión planificado puede ayudar bastante a motivar y mantener a los usuarios.

    Gracias por los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *