Motivos por los que estudiar un Bachillerato Internacional

Motivos por los que estudiar un Bachillerato Internacional

La formación de los jóvenes supone uno de los grandes retos para todos los estamentos de la sociedad. Desde los padres a las instituciones gubernamentales y centros educativos.

La educación de los jóvenes cuánto mejor sea mayor contribución hará ,sin lugar a dudas, a mejorar el desarrollo de la sociedad, de la economía y por ende, se desarrollará el país en general. Dentro de las diferentes opciones formativas existentes en el mercado, destaca el conocido como Bachillerato Internacional, una de las mejores opciones para aquellos jóvenes cuyo siguiente paso educativo será en un centro universitario.  

El Bachillerato Internacional está enfocado a jóvenes entre los 15 y 18 años y donde el propósito formativo se centra en una educación multidisciplinar y ambiciosa, dotando a los futuros alumnos universitarios tanto de las competencias y habilidades necesarias para continuar sus estudios en una determinada carrera universitaria, como de la flexibilidad para adaptarse a los continuos cambios de la sociedad en la que viven.  

Asimismo, aquellos alumnos que estudian un Bachillerato Internacional obtienen un cierto prestigio y excelencia en su currículum formativo. Pero ¿qué ventajas puede tener para los alumnos? Son varios factores positivos los que se obtienen de esta experiencia formativa a nivel internacional, pero digamos que se resumen en que puede suponer un gran beneficio para su futuro académico y profesional debido al desarrollo de otras aptitudes conjuntamente con sus habilidades intelectuales, como son: las habilidades personales, emocionales y sociales, las cuales, en un futuro no tan lejano, les ayudarán a crecer tanto personal como profesionalmente.  

Otro método de enseñanza, ¡conócelo! 

El primer factor que destacaremos del Bachillerato Internacional está en su foco internacional. Las claves de este tipo formativo están en los conocimientos adquiridos, que se desarrollan siempre con un acento tanto enmarcado en un contexto local, como global. Obviamente, el aprendizaje de diferentes idiomas es otro interesante plus de esta experiencia educativa. A lo largo de este curso, los alumnos reciben el valor del compromiso y de la responsabilidad social y personal que deben asumir con éstos a lo largo de su vida. Asimismo, valores como la solidaridad, la tolerancia o la empatía también están muy presentes durante este Bachillerato Internacional.  

El programa educativo se centra en menos asignaturas, pero con una enseñanza más profunda. Lógicamente, estos alumnos aprenden sobre ciencias, humanidades y ciencias sociales, desde un punto de vista del razonamiento, la reflexión y la práctica en todas estas materias. No siendo su principal objetivo una enseñanza basada en la memoria a corto plazo, sino en el desarrollo de capacidades que la potencien. Finalmente, durante esta experiencia formativa y personal, los alumnos crecen en su liderazgo, aprendiendo los conocimientos intelectuales y emocionales que les ayudarán a emprender decisiones en su futuro personal y profesional.

Se fomenta, asimismo, un espíritu crítico, lo cual también favorece este liderazgo y autonomía a la hora de tomar decisiones

Todo ello está entroncado con potenciar la actitud de los jóvenes de tomar iniciativas, de impulsar su creatividad y espíritu emprendedor. Y una vez que se ha concluido la experiencia de cursar un Bachillerato Internacional, los alumnos estarán en disposición de acceder a universidades y carreras con un mayor renombre a nivel internacional.  

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *