Tips para implementar el hábito de Productividad personal desde niños

Tips para implementar el hábito de Productividad personal desde niños

Me fui de vacaciones con la sensación de no estar rindiendo al 100%. Y no sólo en el trabajo, también en mi vida personal. Comentándolo con amigos y familiares, pude comprobar que hay un sentir generalizado de que el tiempo que dedicamos no es el suficiente o que dejamos muchas cosas abandonadas.  Así llegué a la famosa “Productividad Personal”.

He de reconocer que me eclipsaron titulares como este de David Torné:

“La búsqueda de la productividad personal no es un camino para conseguir un mayor rendimiento, es una vía para obtener una mayor calidad de vida racionalizando el tiempo y el esfuerzo que dedicamos a nuestros asuntos”.

Y ese era mi objetivo, sentir orden, ir tachando tareas pendientes y organizar mejor el tiempo para no tener esa angustia constante de procrastinación. Navegando por Internet, encontré diferentes metodologías, consejos, herramientas, aplicaciones que podían ayudarme a empezar… Y en esas estoy. Pero hay que tener claro que ser productivo no se aprende de hoy para mañana. Es cuestión de hábitos.

Mi compañero Marce, en el post anterior a este, comentaba que le preocupaba que en nuestro país el sistema educativo cada vez va a peor y fomenta competencias que nada tiene que ver con la realidad a la que se enfrentan los peques… E hilando esta idea con la anterior empecé a plantearme ¿Por qué no se enseña productividad desde el sistema educativo? No me hablaron de este tema, pero ¿podríamos generar en nuestros alumnos hábitos de productividad personal?, ¿les puede ayudar la productividad a ser mejores estudiantes y  futuros profesionales?

“NO HAY QUE TRABAJAR MÁS, SINO TRABAJAR MEJOR”. Jeroen Sangers

Como dice el gran José Ignacio Azkue:

“La productividad personal tiene que entrar a formar parte de nuestro currículo desde nuestra etapa de estudiantes. Desde nuestra formación debemos adoptar hábitos que nos ayuden a progresar y a orientarnos con perspectiva hacia nuestros objetivos. No debemos esperar a incorporarnos a nuestro nuevo trabajo para tomar conciencia de que se nos va a medir, más por nuestra productividad, que por nuestros conocimientos.”

Así que en este post, que además coincide con el inicio de un nuevo curso, lanzo el órdago a padres y profesores para empezar a implementar algunos hábitos de productividad en nuestros hijos o alumnos. No será tarea fácil, pero por ello mismo, será mucho más apasionante.

New Infographic

He seleccionado 2 metodologías, las que considero que se pueden adaptar y trabajar fácilmente en clase ¿Estáis preparados? Allá vamos:

1. Método del Pomodoro

Esta técnica, creado por el italiano Francesco Cirillo, se basa en la administración del tiempo. Consiste en realizar tareas durante 25 minutos (periodos denominamos pomodoro) sin distracciones y después te tomas un descanso de 5 minutos. Cada vez que completes un pomodoro de 25 minutos, marcas tu progreso con una X y escribes cuántas veces has tenido la tentación de distraerte.

Hay cinco pasos básicos para implementar la técnica:

  1. Decidir la tarea a realizar
  2. Poner el pomodoro (el reloj o cronómetro) a 25 minutos
  3. Trabajar en la tarea de manera intensiva hasta que el reloj suene y anotar una X
  4. Tomar un pausa breve (5 minutos)
  5. cada cuatro “pomodoros” tomar una pausa más larga (15-20 minutos) y anotas las veces que has estado tentado a distraerte.

La podemos poner en práctica….

  • En clase esta técnica es útil cuando tienes un grupo de alumnos que se distrae mucho o quieres que se concentren en la realización de una tarea concreta.
  • En casa este método puede resultarnos útil para administrar el tiempo dedicado al estudio o los deberes. El hecho de apuntar las tareas, dedicar espacios de tiempo e ir tachándolas cuando estén resueltas, puede resultar gratificante.

2. Método Kanban

Es una técnica sencilla que se basa en la gestión de tareas de forma visual. De hecho, la palabra “Kanban” significa ‘señal visual’ o ‘tarjeta’. Divide un poster o una pizarra en blanco en 3 columnas verticales con los siguientes nombres:

  1. La primera la llamaremos “TO DO” o “cosas a hacer”
  2. La segunda la llamaremos “DOING” o “cosas que se están haciendo”
  3. La tercera la llamaremos “DONE” o “cosas hechas o terminadas”

Apunta, en tarjetas o pos-it, las tareas que hay que realizar y persona asignada. Coloca cada pos-it en la columna correspondiente. Al principio será colocada en la columna TO DO. Cuando alguien empiece con una tarea la pasará a la columna DOING. Y cuando se finalice irá a la columna DONE.

La podemos poner en práctica….

  • En clase esta técnica es útil cuando organizas al grupo por equipos, o cuando vayas a trabajar un objetivo de aprendizaje a medio plazo para que ellos vayan viendo su progreso.
  • En casa puede ser útil para crear un hábito desde cero o mejorar alguna tarea que requiere regularidad.

¿Qué os parece? ¿Qué otros métodos podríamos aplicar con nuestros niños?

Etiquetas , , .

Soy pedagoga especializada en elearning desarrollado múltiples funciones: Diseño de metodologías innovadoras, diseño instruccional, tutoría, elaboración de contenidos multimedia, etc. Sonriéndole a la vida y siempre activa. Podéis encontrarme en twitter o instagram con @nuvallejo

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *